Ícone acessibilidade

Acessibilidade

Nuestras Esencias y Nuestro Propósito

Nuestra historia, como Grupo Boticário, siempre estuvo guiada por cambios y, principalmente, por las necesidades de nuestro consumidor. Nuestra forma de comprar, trabajar y vivir cambia y evoluciona todo el tiempo. Lo que queda son los pilares en los que siempre hemos creído: nuestro propósito y nuestras esencias, en otras palabras: Nuestra Forma de Ser y Hacer.

Nuestro propósito es

crear oportunidades para que la belleza transforme la vida de cada uno y así transformar el mundo que nos rodea


Nuestras Esencias son las guías que nos guían:

EL BRILLO EN EL OJO LO ES TODO

El brillo de nuestros ojos se refleja en los ojos de nuestros consumidores. Resplandor en el ojo es fácil de reconocer. Es la voluntad de marcar la diferencia. Es despertarse todos los días queriendo hacer lo mejor para el consumidor y el negocio. Está buscando formas innovadoras de anticipar los deseos y crear soluciones para las necesidades de los consumidores. Es afrontar todos los retos como oportunidades únicas para hacer brillar los ojos de los consumidores.

Hacer

• Todas las acciones deben empezar con la pregunta: «¿Qué problema del consumidor vamos a solucionar?»

• Encantarse con el «gastar suelas» para conocer al consumidor y sus necesidades.

No hacer

• Perder de vista la meta, los procesos, asociados y toda la red.

• Tomar decisiones que no tengan en cuenta el impacto al consumidor.

SON INQUIETOS

Estamos descontentos con todo lo que se puede mejorar. Queremos estar a la vanguardia de la belleza. Estar inquieto a veces es darle una buena sacudida al status quo. Es preguntarse: «Está bien, es así, pero ¿siempre tiene que ser así?». Es saber que, en el Grupo Boticário, hay muchos proyectos en busca de protagonistas y que uno de ellos podría ser el tuyo. Se trata de disfrutar de la innovación, de nuevas experiencias, de descubrir nuevas formas de hacerlo siempre mejor.

Hacer

• Estimular incertidumbres de todos los niveles de la organización.

• Cambiar lo que va a generar valor al cliente.

• Cuestionar ideas, no personas.

• Dedicar tiempo para enterarse de las razones y con ello traer buenas cuestiones.

• Celebrar y reconocer los logros con llamado para nuevos retos.

No hacer

• Cambiar por cambiar; cuestionar por cuestionar

• Dejar a un lado la calidad y seguridad.

• Reprender ideas que molestan.

NUTRIMOS NUESTRAS RELACIONES

Ser cordiales en el día a día con nuestros colegas, socios y consumidores es la fuerza sutil que tenemos para construir el largo plazo. Fomentar las relaciones es lo que nos une y lo que nos hace más fuertes cada día. Es tratarnos a cada uno de nosotros con respeto y transparencia. Habla cuando necesites hablar. Son las conversaciones más abiertas y francas las que traen los mejores resultados. Que nos hagan crecer como profesionales y como personas. Fomentamos las buenas relaciones porque es a través de las conexiones que construimos el mejor ambiente de trabajo y una empresa cada vez más fuerte.

Hacer

• Ser cordial fijándose en el resultado.

• Dedicar tiempo para nutrir las relaciones.

• Dar un feedback claro e inmediato.

• Estimular la diversidad e individualidad.

• Entablar conversaciones duras por el bien de las personas y del negocio.

• Valorar ideas, no puestos.

No hacer

• Ser arrogante, ser sumiso.

• Estar de acuerdo con todo.

• Involucrar a todos, todo el tiempo.

• Nadar entre dos aguas para no causar mala impresión.

• Usar la jerarquía como argumento de decisión.

• ‘Matar’ al mensajero.

SOMOS AGIL

Decidir y ejecutar misiones con agilidad, mediante el ejercicio de la autonomía, la confianza y la colaboración. ¿Alguna vez te has parado a pensar en cómo ser ágil en el día a día? Esté siempre listo para cometer errores rápido y aprender rápido. No empiece solo, forme grupos, discuta responsabilidades y objetivos y confíe: las diferentes historias se complementan y llegan más lejos, más rápido. No significa tener prisa, sino precisión y confianza. Entonces, ¿eres ágil?

Hacer

• Probar, errar pequeño y aprender rápido.

• Juntarse para cocrear (y no para comunicar), haciendo claro el problema.

• Incentivar la autonomía, fijando responsabilidades desde el principio. • Comprometerse, aunque no esté de acuerdo.

No hacer

• Omitirse de las discusiones.

• Usar la velocidad como excusa para algo mal hecho.

• Alargar discusiones inútiles.

• Marchar a la solución antes que se entienda la causa raíz. • Recomenzar la discusión antes del ciclo de experimentación.

BUSCAMOS EL ÉXITO RESPONSABLE

Somos responsables del impacto de nuestras actitudes en los resultados de la empresa y en la sociedad. El éxito responsable es cuando el éxito es para todos: empresa, empleados, socios y consumidores. Es saber que se puede ser un gran grupo con grandes marcas sin olvidar los detalles que forman el todo. Es invertir pensando en cada uno de nosotros y en la sociedad en la que vivimos.

Hacer

• Mirar hacia el resultado bajo 4 dimensiones: empresa, colaboradores, asociados y consumidores.

• Conducir negociaciones ganar-ganar.

• Cuidar el dinero de la empresa como si fuera mío.

• Tener en cuenta la sostenibilidad ambiental y social en las decisiones que tomo.

• No tolerar cualquier forma de prejuicio.

No hacer

• Alcanzar resultado a toda costa.

• Poner sus intereses personales en primer lugar

• Ganar-ganar no es argumento para malas negociaciones.

• El enfoque de largo plazo no puede poner en riesgo el sentido de urgencia.

¿Quieres recibir novedades e innovaciones de belleza en tu email?